La curcumina es el componente más activo de la cúrcuma. Los beneficios antioxidantes que recibes de la cúrcuma vienen de la curcumina que se encuentra en la planta. Durante siglos, la cúrcuma ha sido utilizada por curanderos para apoyar de manera natural un amplio rango de problemas de salud. Hoy en día, nuevos estudios han encontrado más formas en las que los beneficios antioxidantes de la curcumina pueden ayudar a mejorar nuestra salud. Una de las áreas de salud que está siendo explorada está determinando si la curcumina puede ayudar a que se recuperen los músculos después del ejercicio.

Durante un entrenamiento intenso, las células musculares suelen estar sujetas a traumatismos; dando como resultado inflamación, dolor, e incluso daños en las células musculares. Cualquier persona que quiera mantener una salud óptima y continuar siendo físicamente activo querría hacer todo lo posible por minimizar el daño en sus células musculares. Ya que la curcumina es conocida por combatir el estrés oxidativo y la inflamación, investigadores han estado estudiando el potencial que puede tener el uso de la curcumina para favorecer una respuesta saludable a la inflamación de las células musculares y ayudar a disminuir los daños.

Recientemente un equipo de investigación de la Universidad del Norte de Texas encontró que la curcumina reforzada puede ayudar a reducir los indicadores de inflamación y daño muscular después de un fuerte entrenamiento. El estudio consistió en que los individuos tomaran un suplemento de 400mg de curcumina reforzada o un placebo durante dos días antes de realizar un ejercicio de pierna. Después observaron a los participantes durante cuatro días posteriores a eso. Los resultados mostraron que ambos grupos presentaron un incremento de creatina quinasa (indicador de daño muscular), pero era un 45% más baja en los participantes que tomaron el suplemento. Estos resultados demuestran el potencial que el suplemento de curcumina tiene para ayudar a acelerar la recuperación muscular y mejorar su capacidad para futuros entrenamientos.

Un estudio previo realizado por investigadores italianos también demostró el potencial que tiene la curcumina para beneficiar la recuperación muscular. El estudio consistió en que los participantes tomaran extracto de curcumina patentado o un placebo durante dos días antes de participar en una agotadora carrera cuesta abajo. Los resultados mostraron que el grupo que tomó el suplemento había reportado menos dolor en las extremidades inferiores, además, los miembros de ese grupo presentaron menores indicios de daño muscular e inflamación. En ambos estudios, el suplemento de curcumina ha demostrado tener resultados significantes para el soporte muscular.

Aunque mantenerse activo es una parte importante de vivir una vida larga y saludable, un entrenamiento fuerte puede ocasionarle mucho estrés a tu cuerpo. Si la curcumina puede ayudar a minimizar el daño en las células musculares, ¿las personas físicamente activas no querrían incluirlo en su dieta? Si éstas buscando agregar curcumina a tu dieta, prueba el Shield RTQ, una mezcla patentada de antioxidantes súper potentes y colectores de radicales libres que contiene cúrcuma como uno de sus principales ingredientes.

 

Shield RTQ | #MX21203

¡Dale a tu cuerpo los nutrientes que necesita para que tenga una recuperación muscular óptima!