Durante la mayor parte de mi vida, consumí alimentos a base de cereales en prácticamente cada comida. El desayuno normalmente incluía un pan tostado, cereal, pan dulce o un burrito. Después, el almuerzo llegaba y yo comía cualquier cosa que la cafetería de la escuela sirviera; un sándwich, una hamburguesa, pizza o un plato de pasta. Y cuando comía en casa, mi mamá preparaba platillos tradicionales mexicanos, los cuales casi siempre incluyen tortilla o pan. Todo esto sin contar todo lo que comía entre comidas; cualquier dulce, galleta o producto similar que pudiera conseguir. Esto era normal para mí, así como todavía lo es para muchos niños y adultos en nuestro país. Sin embargo, lo que no es normal es la obesidad, las enfermedades autoinmunes, los problemas en la piel, los dolores musculares y de articulaciones, los problemas digestivos y muchas otras enfermedades que se desencadenan a partir del consumo de los anti-nutrientes que contienen los productos a base de cereales.

Un anti-nutriente es una substancia, presente en los granos y legumbres, que compromete nuestra salud. Mientras que un nutriente, por otro lado, es una substancia que nutre el crecimiento y mantenimiento de nuestro cuerpo. Existen cuatro principales anti-nutrientes que se encuentran en los cereales: Lectinas, Gluten, Fitatos y Saponinas. Aunque las Lectinas, Saponinas y los Fitatos proporcionan algunos beneficios nutricionales para nuestro cuerpo cuando se consumen con moderación, grandes cantidades de ellos en nuestro torrente sanguíneo son perjudiciales. Algunas formas de Lectinas reprimen el funcionamiento del sistema inmunológico, ya que interfieren con el trabajo de las barreras intestinales y provocan inflamación. Cuando los Fitatos se consumen en exceso, estos se unen a los minerales esenciales en el tracto digestivo, haciendo que estos se vuelvan difíciles de absorber, teniendo como consecuencia deficiencias de nutrientes en nuestro cuerpo y otros problemas de salud. Las Saponinas, que se encuentran en las legumbres, aunque se consideran menos dañinas, son capaces de infiltrarse en las membranas celulares; afectando su función, en especial hacia el sistema inmunológico.

Gluten es un concepto con el que todos estamos muy familiarizados. Es el anti-nutriente más común; el cual se considera que afecta a millones de personas alrededor del mundo. Aunque algunas personas aún no se convencen de que son intolerantes al gluten, algunos efectos secundarios del consumo de éste incluyen; inflamación, estreñimiento, gases, reflujo, Síndrome de Intestino Irritable (además de otros problemas intestinales), alergias, migrañas, y problemas en la piel y las articulaciones. Si tu comúnmente te ves en la necesidad de tomar antiácidos, Pepto-Bismol, o medicamentos para alergias, hay una gran probabilidad de que tus hábitos alimenticios estén dañando tu salud.

No hay muchos (si es que los hay) beneficios que obtengas a partir del consumo de carbohidratos en forma de cereales. Por otro lado, una dieta alta en carbohidratos (en forma de vegetales) puede llevar nutrientes, en lugar de anti-nutrientes, a tu cuerpo. Es un hecho que consumir una dieta alta en cereales puede tener graves consecuencias en tu salud, si no es que ya las tiene. Para poder ayudar a tu sistema digestivo a recuperarse de todos cereales que ha consumido a lo largo de los años, intenta agregar el Healthy Body Start Pak 2.0 adicionado con Ultimate Flora FX a tu dieta. Estos productos te ayudarán a mejorar la absorción de nutrientes, a tener un sistema digestivo saludable y una salud óptima.*

Recuerda, los alimentos que consumes pueden ser nutritivos o dañinos para tu cuerpo.
¡La prevención es la clave del éxito!

Rocío Ramos

Rocío Ramos | Especialista en Entrenamiento Fitness

Producto Destacado

HBSP 2.0 + Ultimate Flora FX


*Estas afirmaciones no han sido evaluadas por la FDA. Este producto no está destinado a diagnosticar, tratar, curar o prevenir ninguna enfermedad.